Los extraterrestres y la NASA

Existen muchos indicios de que los extraterrestres no solo nos han visitado, si no que viven con nosotros. Los astronautas son, indudablemente, los que más saben de la presencia extraterrestre en nuestro planeta, pero pocos son los que se atreven a hablar porque no ignoran que si lo hacen las autoridades los pondrán en ridículo desestimando sus manifestaciones, por lo general aduciendo que se trata de una cuestión comercial o que alucinan como secuela de la travesía en el espacio.

Son muchos los factores por los cuales los extraterrestres tienen predilección por el planeta Tierra: es rico en minerales, en variedad de climas y de zonas, hay animales y seres humanos en cantidad suficiente para experimentar, etc.

El 5 de marzo de 2004, 16 objetos luminosos volaron durante diez minutos junto a un avión militar mexicano, primero alineados, después rodeándolo, y al final haciendo bruscos y rápidos virajes hasta perderse en la distancia. Las imágenes de estas apariciones fueron grabadas por las cámaras infrarrojas del avión y difundidas al público. Como era de esperar, el suceso generó todo tipo de polémicas, pero en rigor careció totalmente de importancia porque se trató, una vez más, de visitas rutinarias  de extraterrestres a nuestro planeta.

Como una confirmación del conocido dicho “tanto va el cántaro a la fuente…”, el 9 de diciembre de 1965 se accidentó otra vez un Ovni, esta vez cerca del pueblecito de Kecksburg, a causa de una falla en los controles. La nave espacial era en realidad pequeña porque sólo tenía capacidad para dos tripulantes. A pesar de que ambos fueron teletransportados de inmediato a la nave madre, sólo uno sobrevivió. El periodista John Murphy, director del noticiario de la emisora local de radio WHJB, iba a dar cuenta públicamente del hecho pero se abstuvo, dando sólo una versión anodina de lo sucedido, porque fue visitado por dos funcionarios de una agencia de seguridad de Estados Unidos que lo amenazaron con dañar a su familia si hablaba.

El Monte Shasta es un centro energético al cual bajan con alguna frecuencia naves extraterrestres de distintos sistemas a llevarse minerales. Cualquier otra cosa que se diga sobre este monte fuera de esto son puras fantasías. En la actualidad no hay ningún asentamiento extraterrestre en el lugar, pero sí lo hubo hasta 1900. El humo que algunas veces se ha visto surgir del cráter no tiene origen en ninguna actividad volcánica sino en las labores específicas de los extraterrestres para extraer los diversos minerales.

Los motivos por los cuales el gobierno esconde tanta información, y lleva a cabo una política agresiva de desinformación es que si se descubre la existencia de extraterrestres, se caerían algunas de las instituciones establecidas para crear desigualdad social. Los integrantes secretos de los distintos gobiernos en realidad no les interesa tanto el dinero y la parte económica, si no que les interesa mas el poder, tener mas conocimiento que los demás para asi mantener nuestra resignación bajo su control.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s