Extinción de los Dinosaurios

La extinción  de los dinosaurios se debio a un factor que la ciencia desconoce.  Como todos sabelos los dinosaurios fueron los dueños indiscutidos de la Tierra durante 150 millones de años y, sin embargo, desaparecieron en tan sólo unos pocos miles de años.

Durante décadas los científicos buscaron una explicación para la repentina extinción de los dinosaurios hasta que, en 1991, Walter Alvarez, un investigador de la Universidad de Berkeley, señaló un posible culpable: un gigantesco meteorito que hace 65 millones de años impactó contra lo que es hoy la península de Yucatán, en México.

Ahora, un reciente estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, fija con mayor exactitud el momento del impacto. Según Gerta Keller y sus colegas de la Universidad de Princeton, el meteorito se habría precipitado sobre la Tierra 300.000 años antes de la desaparición de los grandes y temibles saurios.

Este nuevo dato confirma una vieja sospecha de buena parte de la comunidad científica -aquélla menos propensa a creer en catástrofes de tipo hollywoodense-, de que debe de haber ocurrido algo más que la caída de un meteorito para borrar de la faz de la Tierra a los dinosaurios.

El cambio que se produjo en la fauna y flora terrestre hace 65 millones de años -entre el cretáceo y el terciario- fue abrupto: “los registros fósiles muestran que en unos pocos miles de años desaparecieron muchos animales que hasta entonces eran muy frecuentes, entre ellos los dinosaurios”, agregó Coria.

Intrigados, los científicos han elaborado varias hipótesis al respecto. “A fines del cretáceo, los continentes se redistribuyen-lo que es hoy América del Norte se unió con América del Sur, la India con Asia y Europa con Africa a través de Gibraltar-, generando puentes intercontinentales que ponían en contacto floras y faunas diferentes que entraban en competición.”

Con el advenimiento de los forasteros, las especies autóctonas no sólo se enfrentaban a nuevos depredadores, también llegaban nuevas enfermedades que sorprendían a sus desprevenidos sistemas inmunológicos. “Los dinosaurios y otras especies dominantes lo eran en un frágil equilibrio ecológico que comenzó a ser alterado”, relató Coria.

Para peor, los últimos tiempos del cretácico eran testigos de un cambio radical en la evolución de la vida en la Tierra: la aparición de las plantas con flores o angiospermas. “Seguramente, muchos animales no se acostumbraron tan fácilmente a alimentarse de estos nuevos vegetales.”

En este contexto de cambios, la caída de un meteorito habría en todo caso aportado un peso más a la ya cuestionada lucha por la supervivencia de los dinosaurios y otras criaturas que desaparecieron junto con ellos.

La verdad es que causas como el cambio del clima ,la sobre caza del mamut y las enfermedades diezmaron la poblacion de dinosaurios, pero el principal motivo fue el código genético.

Cada especie tiene, además de un código genético individual, un código genético racial, que comprende a todos los individuos de la misma clase y que le marca la duración del ciclo de existencia.

Y éste es todo el misterio. Cuando se acerca el final del ciclo, las hembras van quedando estériles y paulatinamente esa especie desaparece. ¿Es tan difícil de comprender algo tan simple?

También la raza humana tiene, además del código genético individual, un código genético racial que le señala la duración del ciclo y, por ende, el momento de su extinción.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s