Big Bang y Universo

La imagen más precisa de la infancia del universo fue presentada por la NASA en febrero de 2003. El satélite WMAP (Wilkinson Microwave Anisotropy Probe) reveló el surgimiento de las primeras estrellas, sólo 200 millones de años después del Big Bang, alrededor de 500 millones de años antes de lo que los teóricos pensaban, y da una idea sobrecogedora de la potencia del Big Bang. Se revelo  que el universo tiene 13.700 millones de años.

 

Según un nuevo mapa de la radiación cósmica, registrada cuando el cosmos tenía 380.000 años, el 96% del universo está formado por materia misteriosa y energía oscura.

 

Comparando sus datos con otras observaciones, los astrónomos pudieron hacer cálculos mucho más precisos de los parámetros básicos, incluyendo su edad, su geometría, composición y peso: tiene trece mil millones de años, más-menos uno por ciento, un 4 % de su peso corresponde a átomos, el 23% es materia misteriosa -partículas elementales que quedaron como residuo del Big Bang, presumiblemente no descubiertas- y el 73% es energía oscura. Y es geométricamente plano , es decir, que las paralelas no se cruzan en escala cósmica.

 

El resultado de esta imagen -sostienen- es una historia del universo, desde sus primeros segundos, cuando era una sopa de partículas y energía, hasta hoy, en que exhibe un cielo con cadenas de galaxias perladas.

 

El mapa, compilado por el satélite WMAP, muestra las leves variaciones de temperatura en la bruma de microondas que se cree son restos de los fuegos del Big Bang. Los cosmólogos dijeron que el mapa serviría como base para estudiar el universo para el resto de la década.

 

“Es un hito en la búsqueda de una teoría unificada coherente del cosmos”, dijo el doctor Charles L. Bennett, astrónomo del Centro de Vuelos Espaciales Goddard, que condujo el equipo internacional que construyó el satélite y analizó los resultados.

 

La nave fue lanzada el 30 de junio de 2001, y estuvo orbitando la Tierra y registrando emanaciones cósmicas desde un punto ubicado sobre el lado oscuro de la luna. Es el sucesor del Explorador de la Radiación de Fondo Cósmica (COBE, según sus siglas en inglés), de la NASA, que por primera vez hizo un mapa de trazo grueso de la radiación cósmica.

Los resultados se anunciaron en un reunion llevada a cabo por la NASA.

 

 

El doctor Michael Turner, cosmólogo de la Universidad de Chicago, celebró los resultados como una confirmación de la nueva cosmología que desarrolló esta generación y afirmó que contiene sorpresas para la próxima. “Es un gran momento para ser cosmólogo”, dijo.

 

El doctor John Bahcall, astrofísico del Institute for Advanced Study, de Princeton, dijo que los resultados eran “un hito de pasaje” para la cosmología, que va de la incertidumbre filosófica a la precisión.

 

“La mezcla de extraños elementos que los astrónomos han reunido a lo largo de las dos o tres últimas décadas se confirma con admirable precisión”, dijo, refiriéndose al ingreso de materia misteriosa y energía oscura en el mundo de la astronomía.

 

 

La tarea, ahora, acordaron él y otros, es entender esos elementos, la materia oscura que aparentemente forma el 96% de todo, y qué ocurrió en el Big Bang para dar nacimiento a todo eso.

 

Los astrónomos no saben qué es la energía oscura. Una candidata para explicarla es una fuerza repulsiva llamada constante cosmológica, que Einstein creó para hacer cuadrar sus ecuaciones, y de la que luego se arrepintió. Pero algunas teorías de la física moderna postulan misteriosas fuerzas como la quintaesencia de la energía oscura.

 

Mientras el nuevo análisis no resolvió el problema, el doctor Spergel dijo que sus datos parecían favorecer la hipótesis de Einstein.

 

Las microondas cósmicas asombran a los astrónomos desde que fueron descubiertas, en 1965, por los doctores Arno Penzias y Robert Wilson, radioastrónomos de los Laboratorios Bell que ganaron el Nobel por su trabajo, como una débil señal de radio que recorría el cielo. Las microondas representan una instantánea del universo en el momento de enfriarse hasta el punto en que se formaron los átomos, a la edad de alrededor de 380.000 años

La verdad sobre este tema es que cada universo es creado por un Big Bang, pero cada Big Bang es creado por un universo anterior, es decir, no ha ocurrido un solo Big Bang si no que han ocurrido millones de Big Bang o mejor llamado un Big Crunch, todo es una secuencia cada universo se forma de un universo anterior.Los universos se forman porque los espiritus necesitamos evolucionar y tenemos que encarnar en determinados lugares y circunstancias para cumplir con alguna mision o rol.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s