Area 51

El Area 51 es una parte secreta de la Base de la Fuerza Aerea de Nelis. Según la CIA las designaciones correctas para estas instalaciones son el Campo de Prueba y de Entrenamiento de Nevada y Groomlake. Esta Area es también conocida como Groomlake o Homey Airport. Estas instalaciones se encuentran a 133km al noroeste de la ciudad de Las Vegas. El obetivo de la Base es inderteminado pero se cree que se esta llevando a cabo investigación y desarrollo con armamentos avanzados y pruebas de aviones experimentales no reconocido por el gobierno de los Estados Unidos.

La instalación no es una base aérea convencional, así como las unidades operacionales vanguardistas no están desplegadas allí. En su lugar, parece estar utilizándose para Programas Militares Secretos de Acceso Especial y de Defensa, que no son reconocidos públicamente por el gobierno, el personal militar y los contratistas de defensa. Su objetivo puede estar enfocado en apoyar el desarrollo, la experimentación y las fases de entrenamiento para nuevos sistemas de armamento o proyectos de investigación. Una vez que estos proyectos hayan sido aprobados por la Fuerza Aérea de Estados Unidos u otras agencias tales como la CIA, y ya estén preparados para anunciarse al público, las operaciones de vuelo se trasladan a una base aérea corriente.

El intenso secretismo que rodea a la base, cuya existencia no fue reconocida por el Gobierno de los Estados Unidos hasta el 29 de septiembre de 1995, ha llegado a convertirse en el tema principal de las teorías de conspiración y el fenómeno ovni. Todo lo que ocurre en esta Area, es Información Compartimentada y Clasificada como de Alto Secreto, por lo que esta política de seguridad del gobierno asegura que sólo aquellos con la suficiente “necesidad de conocimiento” tienen exclusivamente acceso a información que estos requieren, garantizando así que sujetos desconocidos no obtengan información de lo que no conocen.

La base cuenta con siete pistas de aterrizaje de las cuales una parece estar cerrada. La pista de aterrizaje cerrada  es la más larga con una longitud de aproximadamente 7.100 metros, sin incluir la zona de parada . Las otras dos pistas de aterrizaje están asfaltadas, la 14L/32R con una longitud de 3.650 metros, la 12/30 con una longitud de unos 1.650 metros y otras cuatro pistas situadas en el lago salado. Estas cuatro pistas son la 09L/27R y la 09R/27L, que en líneas generales ambas son de 3.500 metros y las otras dos, la 03L/21R y la 03R/21L son de aproximadamente de unos 3.050 metros. La base también dispone de un helipuerto.

El 14 de julio de 2003, el Gobierno Federal admitió la existencia de la instalación, tácitamente reconoce que la Fuerza Aérea tiene un “lugar” cerca del lago, pero no proporciona más información.

A diferencia del Polígono de Nellis, la zona que está alrededor del lago está permanentemente fuera de límite para los civiles y el tráfico aéreo regulado. El área está protegida por estaciones de radar, sensores de movimiento bajo tierra, y los visitantes inesperados se encontrarán con helicópteros y guardias armados. Nadie se puede perder accidentalmente en la exclusiva “caja” alrededor del espacio aéreo de Groom Lake, incluso los pilotos militares de entrenamiento de la NAFLa base no aparece en los mapas públicos del gobierno estadounidense; el mapa topográfico de United States Geological Survey sobre esta área sólo muestra la descontinuada Mina Groom y la carta de la aviación civil para Nevada muestra sólo una gran área restringida, sin embargo la define como parte del espacio aéreo restringido de Nellis. Igualmente la página del Atlas Nacional que muestra terrenos federales de Nevada4 no distingue entre el bloque de Groom y otras partede la cadena montañosa de Nellis. Aunque está oficialmente desclasificado, el filme original tomado en 1960 por el satélite espía US Corona se ha alterado posteriormente a su publicación; en respuesta a peticiones de información, el gobierno responde que estas exposiciones (el mapa de Groom y la NAFR) parecen haber sido destruidasR son registrados como hostigadores extensivamente por agentes de la inteligencia militar.

El Campo de Pruebas de Tonopah (del inglés: Tonopah Test Range (TTR)) o conocida también como Área 52, es una instalación militar ubicada aproximadamente a 48 km al sudeste de Tonopah (Nevada). Esto es parte de la franja norte del Polígono de Pruebas de Nellis y es inaccesible al público. El Tonopah Test Range está localizado aproximadamente al noroeste de Groom Lake, cerca de la instalación Área 51. Al igual que Groom Lake, el Tonopah Test Range es un sitio de interés para los teóricos de la conspiración, sobre todo por la utilización de aviones experimentación.

La instalación comenzó a operar en 1957 como un sitio de pruebas para programas de armamento del Departamento de Energía de los Estados Unidos, y la mayor parte de su actividad fue administrado por los Laboratorios Nacionales Sandia.entales y secretos. En la base también se realizan pruebas de cohetes sonda.

Existe además el área 53 donde se cree que se experimenta con tecnología alienígena,como antigravedad y viajar en curvatura espacio. Esta área no aparece registrada bajo el gobierno de los Estados Unidos y se cree que es un área de investigación.

Robert Scott Lazar o Bob Lazar  es una persona que asegura haber trabajado desde 1988 hasta 1989 como un físico en una zona militar llamada S-4 (Sector Cuatro), situada cerca de Groom Lake (Nevada). Según Lazar, las instalaciones de S-4 se utilizaban como una localización militar remota y oculta para el estudio de ingeniería inversa en naves extraterrestres. Lazar asegura que vio nueve platillos volantes diferentes durante su estancia allí.

 

Las dos universidades de las que afirma haber obtenido títulos no tienen ningún registro sobre él y Lazar nunca ha podido mostrar documento alguno que acredite que ha trabajado para el gobierno estadounidense. Lo cierto es que esta persona hablo de elemento 115 y del elemento 116 mucho antes de que fuesen descubiertos. Este científico contruyo su propio acelerador de partículas con materiales rudimentarios. Las personas no creen en la historia de Lazar muchas veces por miedo y por que creen que el gobierno de Estados Unidos dice la verdad. Lo cierto es que existe una política grande de desinformación, y el gobierno norteamericano invierte millones en esto. Muchos no creen en la historia de Lazar porque no aparecen los documentos de las universidades donde este estudio. Es casi seguro que la CIA le borro su identidad en represarias por haber hecho esa infromacion publica. Según Lazar investigo en naves que solamente estaban hechas de una sola pieza, donde habían indicios de tornillos, todo parecía ser un solo molde. Ademas el describe estas naves de la misma manera que el plano de una nave establecida por Nicolas Tesla, donde se aprovechaba el 100 porciento de la energía y se usaba ondas de expansión, donde el elemento 115 se convierte en el elemento 116 o mejor dicho curvatura espacio tiempo.

La verdad sobre el área 51 es que en sectores muy resguardados, e inaccesibles a los funcionarios comunes del Área 51, los extraterrestres practican tenebrosos experimentos genéticos protegidos por sectores muy poderosos del propio gobierno norteamericano a cambio de tecnología armamento .Un mito que tiene base real: son funcionarios del Área 51, que uno no distinguiría de un oficinista común (incluso puede ser nuestro propio vecino del que nunca sospecharíamos), cuya misión es averiguar quién se están acercando demasiado a la verdad, estos son los llamados hombre de negro y no es cierto que se vistan de negro al contrario son personas comunes que pasan por desapercibido, incluso podría ser nuestro propio vecino.

Al margen del nivel de credibilidad o verosimilitud que por lo general exigen los escépticos y la ciencia en particular, el caso de las construcciones subterráneas, no sólo en los Estados Unidos sino en todo el mundo, es un caso que preocupa verdaderamente en los círculos de investigación sobre el fenómeno Ovni.

 

Lógicamente pruebas concretas no existen, ni fotografías, aunque sí filmaciones no comprobadas y cuya procedencia es, al decir lo menos, desconocida.

 

Mucho menos existe acceso a los sitios encuadrados como entradas a las “facilidades” o construcciones, e incluso algunas de éstas no figuran en mapa alguno.

 

Pero precisamente este último dato, junto a los testimonios confiables de abducidos, militares, trabajadores y científicos que han trabajado allí relacionados directamente con Ebes en estas construcciones -oficialmente inexistentes-, es muy importante para comenzar una aproximación al fenómeno anexo de las “Underground Facilities”, inscriptas ya no en la Ufología propiamente tal, sino en una de sus recientes disciplinas, la Ebelogía .

 

La situación sale a la luz cuando algunos abducidos, tratados con terapias para poder sobrellevar la carga psíquica de haber sido secuestrados y manipulados, entregan su testimonio a medios cercanos a los círculos de investigación del fenómeno como MUFON, APRO, BUFORA, y otros de igual importancia.

 

Sus casos no hubiesen pasado de ser una simple histeria con alucinaciones post abductivas si no fuera por los exhaustivos exámenes a que fueron sometidos, tanto físico-biológicos como psiquiátricos, y a que simultáneamente comenzaron a aparecer otros testimonios, en especial de personas relevantes.

 

El ingeniero electrónico, científico y empresario Paul Bennewitz, el Coronel Wolf de la Fuerza Aérea de los EE.UU., El Agente de la CIA e Ingeniero en Geología Philip Schneider, y el caso del Coronel Corso, sumado al del científico Robert Lazar y muchos otros -a los que se agregan nombres de sitios como: Groom Lake (Área 51), Archuleta, Sandía, Dulce (nuevo México), toda el área del desierto de Nevada-, son las personas y situaciones que le entregan al tema de las “Underground Facilities” su debido certificado de credibilidad.

 

Pero lo más curioso de estos sitios es su conexión subterránea con otros lugares, no sólo en los Estados Unidos sino además en México, Perú, Antártida, Argentina, Brasil, Puerto Rico[2] ; además de la constante aparición de los nombres de grandes compañías y complejos industriales como Wackenhut, Bell, Rand Corporation, Lookheed Martin, ITT, IBM, etc.

 

Estos elementos, entre muchos otros, son los que configuran una historia real y en ciernes que aún no ha explotado en el rostro de quienes están implicados en la “gran decepción” y en mentirle a los habitantes del planeta en relación con lo que realmente está ocurriendo bajo nuestros pies.

 

 

 

II

 

El caso de Thomas C.

 

 

Los “Papeles de Dulce”.

 

Al hablar sobre los “Papeles de Dulce” se hace referencia a una serie de documentos, fotos en blanco y negro (cerca de 30) y un video, que habrían sido robados por un oficial de alta seguridad de la base subterránea de Dulce, uno de los más grandes e importantes emplazamientos que los Estados Unidos han cedido a los alienígenas en la Tierra [3] .

 

Este oficial afirma haber trabajado en este lugar hasta 1979, fecha en que decide retirarse debido a la naturaleza de los acontecimientos que ocurrían en el interior de la base, que escapaba a toda ética y humanidad, y que le provoca un quiebre emocional al no poder enfrentar ni asimilar los hechos que estaban ocurriendo.

 

Como miembro del sistema de seguridad de la instalación, y con acceso a muchos de los lugares de la base, Thomas tuvo la oportunidad de presenciar personalmente muchas de las operaciones que se efectuaban, tanto experimentos científicos y tecnológicos, como experimentos genéticos y mentales en animales y humanos.

 

Decidido ya a desertar, y con la convicción de contar al mundo lo que estaba ocurriendo en aquel lugar, se da a la tarea de reunir importantes documentos y evidencias que pudieran avalar la historia que estaba a punto de contar.

 

Provisto de una pequeña cámara fotográfica tomó cerca de 30 fotos del complejo en sus distintos niveles, recolectó documentos de alta seguridad, y se hizo de un video del centro de control que mostraba varias vistas de las cámaras de seguridad de los pasillos, laboratorios, los alienígenas, y personal del gobierno de los EE.UU. que trabajaba en conjunto con los aliens.

 

Apagando las alarmas y sistemas de seguridad en una de las cerca de 100 salidas a la superficie, dejó las instalaciones con todos los documentos y evidencias y los que ocultó en un lugar desconocido luego de hacer cinco copias.

 

Cuando se disponía a huir junto a su familia, al llegar a su domicilio encontró que en la puerta de su casa había una camioneta con agentes federales que esperaban por él.

 

Había sido traicionado por K. Lomas, otro trabajador amigo, y como consecuencia su esposa e hijo habían sido raptados. Los agentes querían recuperar lo que Thomas había tomado de las instalaciones a cambio de devolverle su esposa e hijo. Consciente de que quizás ya no los vería más, y que probablemente serían utilizados en experimentos biológicos, decidió no ceder a sus peticiones [4] .

 

Thomas trabajó por siete años en fotografía de alta seguridad para la Fuerza Aérea, y en 1971 comenzó a hacerlo en Santa Mónica, California. En 1977 fue transferido a las instalaciones de Dulce.

 

La Base está provista de una especie de sistema de transporte subterráneo de tubos. Este sistema de tubos estaría conectado a una base subterránea bajo el Área 51, en Nevada, a instalaciones en Colorado Springs, Carlsbad (Nuevo México), y así hasta completar una vasta red de conexiones subterráneas bajo los Estados Unidos, que se extendería en un sistema global de tubos y subciudades.

 

Thomas dice que había cerca de 18000 [5] “Grises” en las instalaciones de Dulce, y que también vio reptiles humanoides [6] .

 

En las instalaciones multinivel de Dulce el nivel de seguridad aumenta a medida que se desciende a niveles mas profundos.

 

Thomas tenia una autorización ULTRA-7, y por lo tanto sabia de 7 subniveles, pero podrían haber más [7] .

 

La seguridad en el complejo de Dulce es altísima: cada vez que un individuo entra una zona de alta seguridad mas allá del segundo nivel es pesado desnudo y luego le es dado un uniforme.

 

El dato del peso de la persona queda almacenado en su tarjeta de identificación electrónica cada día, cualquier cambio significativo requerirá un examen físico y rayos X.

 

Este tipo de pesas se encuentran en la entrada de todas las áreas sensibles. El individuo debe colocar la tarjeta de identificación electrónica en una ranura en la puerta, luego se introduce un código numérico en un teclado, y tanto el código como el peso deben coincidir, o la puerta no se abrirá. Cualquier discrepancia hará inmediata la aparición de seguridad.

 

Nadie esta autorizado a llevar nada en áreas sensibles. Cualquier suministro es puesto en una cinta de transporte, y analizado mediante rayos X. El mismo método es utilizado al dejar áreas sensibles.

 

Los elevadores son controlados magnéticamente, el sistema magnético se encuentra en las paredes del tubo del ascensor, no hay controles eléctricos normales ni cables de elevador.

 

Todo es controlado por magnetismo avanzado, incluyendo la iluminación: no hay lámparas regulares y los túneles son iluminados por unidades pentoxido-fosfóricas con bandas de emisión mas amplias de lo normal.

 

Algunos túneles profundos usan una forma de pentoxido-fosfórico para temporalmente iluminar áreas. Los alienígenas no van cerca de esas áreas por razones desconocidas.

 

El nivel 1 contiene el garaje para mantenimiento de vehículos. El nivel 2 contiene el garaje para los trenes, los transportadores subterráneos, las máquinas excavadoras de los túneles, y el mantenimiento de los discos.

 

En el nivel 4 se llevan a cabo estudios poco convencionales, como investigación del aura humana, telepatía, hipnosis, y los sueños.

 

Thomas sostiene que ellos sabían como separar el cuerpo físico del “alma” para colocar en su lugar una “entidad alienígena” [8] .

 

En el nivel 5 se encuentra el alojamiento de los alienígenas, y el único signo en inglés es uno que dice “A Los Álamos” en la estación del transporte subterráneo.

 

En el nivel 6 es donde se encuentran los laboratorios genéticos, donde se llevan a cabo los experimentos en animales y humanos que son vastamente alterados de su forma original.

 

Hay humanos con varias piernas o brazos y jaulas donde seres humanoides con aspecto de murciélagos son mantenidos en cautiverio.

 

El nivel 7, es sin duda el más escalofriante y custodiado de la base. Thomas encontró humanos enjaulados en este nivel, y fue este el hecho el lo estremeció y lo que gatillo su decisión final de sacar a la luz la dura realidad que ocurría ante sus ojos.

 

Pudo ver cientos de humanos, restos de híbridos, y embriones de humanoides que eran mantenidos en congelamiento para futuros experimentos.

 

“Frecuentemente encontraba humanos en jaulas, usualmente drogados, pero a veces ellos lloraban y pedían ayuda. Se nos decía que eran desesperanzadoramente insanos, y que estaban envueltos en pruebas de drogas de alto riesgo para curarlos. Se nos decía que nunca les habláramos. Al principio creíamos la historia, pero finalmente en 1978 un grupo de trabajadores descubrió la verdad. Eso comenzó la guerra en Dulce”.

 

Thomas agrega que los alienígenas no están interesados ni en nosotros ni en los recursos naturales de nuestro planeta, lo que ellos quieren es el poder magnético que fluye a través de la tierra. Ellos son capaces de aprovecharlo de un modo desconocido para nosotros.

Philip Corso, un hombre con un curriculum excelente: coronel, científico militar de carrera distinguida, miembro del staff de inteligencia del general McArthur en la Guerra de Corea, miembro del Consejo de Seguridad Nacional en el gobierno de Eisenhower, jefe del equipo de investigación y desarrollo de tecnologías desconocidas (alienígenas) del Pentágono en los años sesenta, y otras actividades, escribe un libro al retirarse del ejército.

 

En este libro, ya sin compromisos con instituciones militares, da cuenta acerca de la involuntaria intervención EBE en los nuevos descubrimientos y adelantos tecnológicos en este planeta desde que cayó en Roswell un VED, hecho que marca el comienzo de la ufología moderna y el comienzo de una serie de “crashes” o caídas de VEDs, no sólo en los EE.UU., sino en los cielos de varios países del planeta.

 

El mérito de las confesiones de Corso está en el hecho de que, además de que es apoyado por otros uniformados con credenciales de alta seguridad retirados, e incluso activos, es él mismo quien interviene directamente en el diseño, fabricación y posterior distribución por medio de los complejos militares industriales y relacionados, como la Bell Laboratories “descubridores”, del transistor (Drs. Shockley, Bardeen & Brattain, en Bell Lab’s Electronic Circuits Research Center, bajo la égida del Vicepresidente John “Jack” Morton de Maverick Bell Labs) de chips, fibra óptica, tecnología de microondas, equipo de visión nocturna por medio de láser, la tecnología stealth , entre otras, y una serie de sus aplicaciones en electrodomésticos, instrumentación, satélites, computadoras y herramientas de alta precisión.

 

Paralelamente a Corso, el coronel de la Fuerza Aérea de los EE.UU. Steve Wilson, también sostiene que los misteriosos “helicópteros negros” poseen tecnología de antigravedad como el XH-75D o “XH Shark”, fabricado por Teledyne Ryan Aeronautical Corporation de San Diego.

 

El Coronel explica que varios de estos XH-75Ds fueron asignados a la fuerza delta (Delta/National Reconnaissance Organization Division), los cuales tienen la misión de recuperar naves o VEDs caídos o estrellados [9] .

 

Lo anterior gracias al estudio en laboratorios de los restos del “alien silicon amplifier/switch”, evaluado entre octubre y diciembre de 1947 y de los restos recuperados del VED caído en Roswell en ese y los posteriores años, siendo el común denominador en todas estas actividades y situaciones, el Coronel Philip Corso.

 

De allí en adelante fue sólo un paso a establecer grandes complejos industriales en sitios apartados de las miradas indeseables, con grandes dispositivos de seguridad, el financiamiento interesado de los grandes conglomerados económicos del planeta y sin absolutamente ningún obstáculo, lo cual implica una política de laissez faire más allá de lo normal, en que lo militar, lo político y lo económico, los grandes poderes a través de la historia del ser humano, estaban supeditados a poderes aun más grandes.

 

Estos poderes, desconocidos para el común de la gente, no lo son para los estudiosos o vigilantes del comportamiento de las filosofías herméticas y sociedades secretas, real eminencia gris en los hilos conductores de los destinos de la Tierra, que siempre advirtieron acerca de los peligros de ciertos acuerdos a espaldas del mundo.

 

 

 

IV

 

El Caso Tilton

 

 

¿ Grises y humanos trabajando juntos ?

 

Christa Tilton es una abducida entre millones (julio de 1987) pero cuyo caso representa un elemento especial dentro de la Ebelogía junto a otros pocos, pues su abducción estuvo caracterizada por elementos que hasta ese momento habían sido tomados como simples alucinaciones.

 

Muchas otras abducidas cuentan el mismo relato y cuyos casos emblemáticos podríamos resumir en los de Judy Doraty, Texas, mayo de 1973 y Myrna Hansen, Nuevo México, mayo de 1980.

 

Cuenta Tilton que su abducción, tipo visitantes de dormitorio por Grises, ocurrió en 1987, en que fue conducida en una pequeña nave hasta la cima de un cerro, en donde vio en medio de la oscuridad cómo una luz brotaba de la entrada a un túnel en el cerro, hacia donde la llevaron, y en cuyo interior vio guardias armados.

 

En el interior del túnel observó con especial interés la gran cantidad de cámaras de TV, y pequeños vehículos que conducían a personas, trabajadores y uniformados al interior; observó también oficinas a los costados, comprendiendo que estaba en el nivel uno de una construcción subterránea muy cerca de donde fue sacada.

 

Un guía rubio de piel y ojos muy claros la recibió de los Grises e ingresaron a través del túnel.

 

Hacia los lados de la gran construcción, a medida que avanzaban, había pequeñas naves o discos como los que la habían llevado hasta allí que estaban siendo tratados por Grises pequeños que no prestaban atención a nada a su alrededor, sólo a su trabajo de mantención.

 

Entraron a un elevador sin puertas y bajaron al nivel cinco de la construcción. Sintió mucho miedo. Los guardias armados de ese nivel eran menos amistosos que los de arriba, pero saludaban militarmente a su guía que no portaba insignias, sólo su traje gris.

 

Fue llevada a través de una sala que olía a formaldehído, con muchos grandes tanques que poseían brazos mecánicos anclados al piso y que se insertaban dentro de los tanques, produciendo un extraño y suave zumbido, todo eso computarizado

 

Ella intentó asomarse a los tanques, pero su guía la tomó del brazo diciendo que no era necesario que lo hiciera, pues podía complicar las cosas.

 

Ingresaron a un gran laboratorio que le llamó mucho la atención, pues ella estaba relacionada con aspectos médicos y nunca había visto las máquinas e instrumentos que allí veía.

 

Vio pequeños Grises trabajando de espaldas, oyó el ruido de metal contra metal, idéntico al que ella oía cuando los doctores iban a operar a alguien. El ruido era de instrumentación quirúrgica.

 

El guía le dijo que se acostara en una mesa central en la sala y le pidió que cooperara, que así sería mas fácil.

 

Ella tuvo mucho miedo y comenzó a llorar. No quería quedarse sola con los Grises en la sala, así es que se tranquilizó.

 

El guía se apartó de allí al momento de ingresar un doctor que comenzó a examinarla, siendo uno de los Grises quien llevaba la dirección de la situación:

 

Luego fue intervenida, sometiéndosela a operaciones internas. Cuando terminó todo debió ponerse sus ropas y vio sangre en su entrepierna, como si le hubiese llegado su período.

 

El guía conversaba con el doctor y luego fue donde ella diciéndole que todo aquello había sido necesario y que lo olvidara [10] .

 

Vio más aliens, que no les prestaban atención. Le pidió a su guía que le explicara ese lugar y él sólo le dijo que era un área muy sensible y posiblemente en algunos años seria llevada allí nuevamente, a lo cual ella preguntó dónde estaba y éste le respondió que por su propia seguridad no debía saberlo.

 

Al caminar hacia el pequeño vehículo vio personas de otras razas que estaban en contenedores transparentes parados contra la muralla se acercó y vio que eran como extrañas figuras, pero no pudo entender qué estaba viendo.

 

Además vio animales vivos en extrañas cajas enormes.

 

Su abducción duró alrededor de tres horas, siendo luego regresada a su casa de la misma forma.

 

De allí en adelante se ha dedicado a hacer investigaciones sobre la base de Dulce.

Estos son solo algunas de las historias del área 51 pero existe mucho mas, los rusos por ejemplo tiene un área secreta similar al área 51 donde se ven avistamientos ovnis.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s